Para visitar Quilmes no hace falta hacer reserva.

Abierto todos los días.  Fechas muy especiales como 24 o 31 de diciembre lo aviso por esta página.

Resto del año abierto siempre.

El horario de visita del Centro de Ineterpretación es de 9 a 13 y 14 a 18 hs.

El sitio arqueológico se puede visitar de 9 a 19 hs

Recorrer  el sitio y el centro de interpretación requiere un promedio de 2 horas en total. 

No tenés que olvidarte de llevar protección para la cabeza (gorra/sombrero) y una botella de agua. 

El costo actual de la entrada para nacionales es de $3.500 y para extranjeros de $7.000

Jubilados y estudiantes $3.000

Discapacitados no pagan 

Menores de 12 años acompañados de sus padres no pagan.

Sólo se recibe efectivo. 

Tenés baños en perfecto estado y un pequeño paseo de artesanías y comidas. 

Mascotas son bienvenidas.

No se permite acampar en el sitio obviamente, pero tampoco en los alrededores ya que los mismos constituyen un área arqueológica.

Si no contás con movilidad propia y estás en AMAICHA, CAFAYATE o TAFI del VALLE 

mirá las propuesta que tengo en www.amaichaturismo.com

Ciudad Sagrada de Quilmes

Mi nombre es Jorge Sosa, soy licenciado en arqueología y doctor en antropología social por la UBA. Conozco Quilmes desde que se restauró en diciembre de 1980 asi que te aseguro que te puedo contar lo que muchos no pueden.

Si estás pensando visitar Quilmes por lo que te comentó alguien o viste en alguna propaganda turística te invito a que recorras estas breves páginas para llegar a Quilmes más informado y así poder disfrutar de manera plena tu visita.  

La Ciudad Sagrada de Quilmes se localiza  en el noroeste de la provincia de Tucumán en medio de un amplio valle conocido actualmente como Valle de Santa María, pero que en tiempos de la conquista se conoció como Calchaquí.

Conocida también desde fines de la década de 1960 como Ruinas de Quilmes, y antes como el Fuerte Viejo, se trata de los restos arqueológicos de un grupo humano que habitó en esa zona desde unos 1000 años antes de la llegada de los españoles. 

 

En el año 1665 los quilmes fueron vencidos militarmente y  desterrados hacia Salta, Tucumá, Cordoba y Buenos Aires. En Buenos Aires dieron origen a la actual ciudad de Quilmes. Una caminata de 1400 km se encargó de diezmar a una parte de una población vencida por la guerra. 

A partir de ese año de 1665 la antigua ciudad de Calchaquí fue abandonada (circulo naranja de la imagen siguiente) y un nuevo poblado de Quilmes  , ya bajo la órbita colonial, fue desarrollándose a unos poco kilómetros al sur de su antigua ciudad, formando el actual pueblo de Quilmes (círculo verde en la misma imagen).

 

Hacia el año  1888 el aficionado a la arqueología Lafone Quevedo visita el sitio arqueológico haciendo las primeras descripciones del mismo y luego le sucede Ten Kate  1893 y Ambrosetti en 1897. Este último fue quien hizo la mayor cantidad de trabajos ciéntíficos en el sitio y sus alrededores. Seguirán luego un par de trabajos más pero luego el sitio no es trabajado sistemáticamente por nadie hasta que en 1977 comienzan las obras de Difrieri y Pelissero. 

Desde 1992 hasta el 2007 Quilmes estuvo manejada por un empresario particular  hasta que el puebo originario de Quilmes logró recuperar una parte importante de su patrimonio y que actualmente manejan en conjunción con el Ente Tucumán Turismo.

Para quienes deseen conocer los pormoneros de la historia de este lugar y cómo fue el proceso de turistificación del mismo les dejo el link a un artículo que publiqué en 2007 un mes antes a que la ciudad fuera recuperada por la Comunidad India Quilmes.  

 

Hoy en día se puede conocer Quilmes llegando allí entre las 9 y 19 hs.  El recorrido se realiza de 2 maneras complementarias:

A) al llegar se visita el Centro de Interpretación inaugurado en 2018. El mismo se encuentra a 1850 msnm y se compone de 4 salas en donde se pueden ver desarrollados a través de maquetas, banners y vitrinas distintas facetas de la vida diaria prehsipánica. En el micro cine del Centro se reproduce cada 30 minutos un documental que dura unos 15 minutos y que narra cinematográficamente ciertas hipotesis sobre el origen de los Quilmes y se escenifica cómo fue su vida diaria y su destierro.

B) Una vez visitado el Centro de Interpretación (punto amarillo de la imagen de abajo) se pasa a recorrer la parte reconstruída del sitio arqueológico (que es sólo un 10 % del total del sitio). A preparar las piernas porque habrá que trepar.  Dos son las vias clásicas de visita al lugar:  dirigirse hacia la atalaya norte (flecha naranja) o hacia la altalaya sur (flecha azul).  Desde ambas la vista es magnífica y se ven perfectamente las estructuras reconstruídas!. El valle se abre de par en par y se puede ver perfectamente esa boca de entrada al valle que es El Infiernillo y la Quebrada de Amaicha

Las diferencias básicas entre ambas atalayas es que la norte se ubica a unos 1900 msnm y se tiene una vista focalizada en el sector de servicios.  Mientras que la sur se ubica a unos 1940 msnm y se pued ever la zona sin reconstruir del sitio arqueológico. O sea, si podés recorré subí a los dos miradores.

El tiempo aproximado de recorrida entre a) y b) es de 2 horas. Menos tiempo imposible si realmente querés que haber llegado hasta allí tenga sentido. 

Asi que si te interesa visitar y recorrer Quilmes de una manera distinta, adentrándote no sólo en lo más superfluo de esta historia de más de diez siglos, concociendo su íntima relación con la geografía local,  su relación pre y posthispánica con las otras tribus vecinas, y su derrotero desde su descubrimiento allá por 1890, su proceso de reconstrucción hacia fines de los ´70, y de turistificación y de recuperación a principios de este siglo...y mucho más, te invito a visitar www.amaichaturismo.com o ponernos en contacto a través del whatsapp 11-6882-0877

Crea tu propia página web con Webador